¡Hasta siempre, maestro!

Desde nuestro centro hemos querido rendir un pequeño homenaje al creador de la niña más traviesa del cómic. Mafalda, sabia y respondona, de gran ingenio y capaz de hacer las preguntas más incómodas a los adultos, es una especie de voz de la conciencia que se ha convertido, de alguna forma, en la voz de todos.